22 noviembre 2015 | ESTILO, ZAPPING

FIESTAS PARA GANAR

Llega la época del año recargada de reuniones y fiestas empresariales. Relacionarse socialmente, compartir una mesa o conocer a alguien suele poner a muchos en serios aprietos y en situación de nervios, donde suelen aflorar grandes errores. Muchas veces obviedades que por parecer sencillas se pasan por alto y te dejan mal parado

fiestas para ganar

Algunos consejos para mostrarte bien y cautivar sin caer en ostentaciones ni en mensajes erróneos:

Vestirse bien: Elegir la ropa y el calzado correcto sin recargar. Hacelo para agradar y atraer, nunca para marcar distancia. Manejate según las reglas establecidas para tal evento. Cuidar el aseo personal (cabello, piel, manos, buen aliento y una fragancia sutil). Estar bien presentable te dará confianza y te hará sentir cómodo y relajado.

Ser puntual: Ni llegar primero, ni último, ni tarde. Siempre con una sonrisa para demostrar que estás a gusto y bien invitado.

Mantener una postura erguida: Hombros hacia atrás y mentón arriba te harán ver como una hombre estilizado y ganador. Una postura encorvada te mostrará cansado, deslucido y sin ganas.

Actitud positiva: Partí con un buen saludo, un apretón de manos firme que denote ganas e interés por la otra persona. Esmerate por relacionarte con los demás invitado.

Diálogo interesante: Hablá de temas cotidianos agradables o relacionados al evento donde estás. Elaborá preguntas abiertas que te brinden información que puedas reutilizar para armar una conversación interesante. No caigas en chusmeríos o criticas de bajo costo.

Utilizar data anterior: Si te encontrás con alguien ya conocido, preguntale por algo que te haya contado anteriormente. Evitá charlar de enfermedades y temas negativos. A todo el mundo le gusta que lo recuerden por pequeñas anécdotas o datos personales.

Mirar a los ojos: Es una acción que transmite seguridad. Olvidate de cruzar los brazos que sólo sirve para aislarte y poner barreras con el resto. Usa la mirada como humilde arma de seducción.

Moderación al comer y beber: Hacelo pausado, tranquilo, disfrutá y saboreá cada bocado o trago. No hables con la boca llena. Todo a su debido tiempo.

No seas objeto de opiniones negativas: Pasarte de la raya con risotadas, chistes y excesos de alcohol te harán ver como desubicado y con poco roce.

No te quedes hasta el final: Siempre es bueno dejar a los demás con ganas de más. Sin caer en histeriqueos dudosos. Seguro coordinaras alguna salida para seguir deslumbrando!

Un hombre elegante y con estilo no deja nada librado al azar, pero tampoco se esmera en parecer preocupado por los detalles. Prolijo, arreglado, interesante, pero nunca snob.

Por

Coach de Imagen - Periodista especializado en moda masculina. @diazechegaray

Publicado el 22 noviembre 2015

768 a 983
480 a 767
479