3 mayo 2016 | MODA

AMOR EN PUERTA, PREPARARSE PARA GUSTAR

Vestirse para una cita amorosa merece algunas recomendaciones y la más importante es arreglase para mostrar lo mejor, sin crear falsas expectativas que con el tiempo no puedan sostenerse. Algo así como prepararse para gustar y atraer sin caer en grandilocuencias ni datos dudosos.

Tanto los excesos de producción como la escasez en arreglo produce cierto grado de desconfianza…”Ni muy muy, ni tan tan” como decían las abuelas. Para esa oportunidad descartá brillos, colores estridentes y cortes incómodos o muy ajustados que puedan reflejarse en tu cara. Afloja con el negro, que tampoco te estiliza tanto, pero si te aleja del otro.

Lo ideal es ir vestido con ropa limpia, prolija y que de sensación de tener todo bajo control. Esa ecuación se traduce en seguridad. Buscá un equilibrio que incluya prendas agradables en el talle correcto y un toque de tendencia, como una linda camisa básica, ese jean que te queda pintado y un par de zapatos novedosos. Esto es un equipo interesante, moderno, pero nada snob.

Además es importante que estés atento a los detalles. Un look perfectamente imperfecto es ideal y eso no te exime que pueda faltarte algún botón, ni presentarte con el cuello de la camisa o los puños sucios o desgastados. Igual cuidado debes seguir con el calzado, el cual tiene que estar en buen estado, limpio y con medias acordes. Siglo 21 y seguimos con medias blancas…Hagamos un esfuerzo muchachos!!

PREPARARSE PARA

La otra persona buscará en vos todo para reflejarse o completarse. Las miradas irán por todo el cuerpo, por lo general se depositarán en los ojos, boca y manos. De más esta sugerirte un buen cuidado bucal, manos y uñas presentables. Una buena afeitada o emprolijarte la barba acompañada de un cabello limpio es una opción acertada. No cometas el error de usar maquillaje, si existe alguna imperfección lo mejor es llevarla con altura. Más que suficiente un toque de hidratante para tener la piel fresca y flexible. Probá los productos Biotherm Homme

Con respecto a la fragancia, es ideal que elijas aquella con notas suaves y sutiles, nada invasivo, por lo tanto no lleves nada exótico ni empalagoso que suele quedar ordinario. Un toque en las muñecas y en el cuello es suficiente para la situación.

Entablar una buena conversación es obligatorio y necesario. Algunos temas que no deben tocarse, mucho menos si no tenés demasiada información del otro: Relaciones anteriores, enfermedades, histeriqueos, miedos y muertos en el ropero, fanatismos en exceso y hablar de aquello que no manejas. Si, debes hacer hincapié en demostrar interés, ser amable y cordial y para eso es bueno preguntarle a la otra persona que le gusta. Intentar saber del otro suma más puntos que hablar mucho de uno mismo y te da data para ir tildando casilleros.

Olvidarse de excentricidades es tan aconsejable como dejar de lado tu celular para involucrarte con la otra parte. Una cita es un encuentro para conocerse y proyectarse a futuro y aquí servir una copa, estar atento, mirar a los ojos, tener sentido del humor y saber escuchar son gestos que pueden cerrar favorablemente la ocasión.

Más novedades en nuestra página de Facebook.

Por

Coach de Imagen - Periodista especializado en moda masculina. @diazechegaray

Publicado el 03 mayo 2016

768 a 983
480 a 767
479